Nuevas recetas

Jon Favreau habla sobre 'Chef', Roy Choi, realización de películas y más

Jon Favreau habla sobre 'Chef', Roy Choi, realización de películas y más


Para promocionar su nueva película, Cocinero, Jon Favreau recientemente acudió a Reddit para responder preguntas sobre la película, su carrera, su tiempo en Amigosy, dicho sea de paso, Robert Downey, Jr. Hemos recopilado los mejores Cocinero-Respuestas relacionadas de Favreau. Puede leer la AMA completa en Reddit.

¡Hola! Estoy muy emocionado por Cocinero! Mi mayor pregunta es, ¿cuál encuentras que es la mayor diferencia entre una imagen de estudio y un Indie que la mayoría de la gente nunca consideraría? Algo más allá de lo obvio (menos dinero, más libertad, etc.).

La mayor diferencia es el presupuesto. Cuanto menor sea el presupuesto, mayor será la libertad. Disfruto trabajando en películas de gran presupuesto, pero el atractivo tiene que ser más global. Para una pelicula como Cocinero, el menor presupuesto me permitió tener total libertad en lo que respecta al guión, dónde lo filmé, a quién elegí y el montaje final de la película. Tenía muchas ganas de representar el mundo culinario de una manera precisa, lo que a veces requería un lenguaje incierto. Y quería asegurarme de que el casting reflejara cómo era una cocina real. Fue muy divertido volver a la escala de una película independiente después de comenzar en ese mundo al comienzo de mi carrera.

¿Cómo se te ocurrió esa escena increíblemente incómoda del contestador automático en Swingers? ¿Eso vino de una experiencia similar que tuviste en la vida real?

Nunca tuve ese tipo de experiencia con un contestador automático. Pensé que era algo realmente divertido y horrible lo que podía suceder cuando le dejas un mensaje a una chica de la que acabas de recibir el número. Debo admitir, sin embargo, que después de que salió esa película me puse mucho más nervioso al dejar mensajes en los teléfonos de la gente, sabiendo que se lo mostrarían a todo el mundo antes de arruinarlo.

En mi nueva pelicula Cocinero, Trato de usar Twitter y las redes sociales de la misma manera que usé el contestador automático en Swingers. Parece que la tecnología, ya sea un contestador automático o YouTube o Twitter, tiene el potencial de empeorar exponencialmente los momentos embarazosos. Es una gran herramienta dramática y podría conducir a una comedia realmente divertida.

¿Cómo estuvo tu tiempo trabajando en el programa? Amigos?

Comencé como estrella invitada y terminé haciendo seis episodios. Creo que es un poco gracioso que Monica fuera chef, y uno de mis episodios fue sobre mí instalando una cocina increíble para ella. Todo parece haber vuelto al punto de partida con mi interpretación de chef ahora. El elenco fue genial, recuerdo haber jugado Super Mario Kart con David Schwimmer en su camerino durante nuestro tiempo de inactividad. Tenía una verdadera sensación de familia y todavía me sorprende la cantidad de personas que me reconocen en ese programa, incluso niños que ni siquiera habían nacido o no tenían la edad suficiente para verlo en ese momento y que solo lo saben a través de la sindicación.

¿Cuál fue tu parte favorita de hacer Cocinero?

Me encantaron muchos aspectos de este proyecto. Es la primera vez que escribo un guión en cuestión de semanas desde Swingers, así que fue emocionante. Realmente me encantó trabajar con Roy Choi y entrenarme para hacer de chef. Es un conjunto de habilidades que seguiré perfeccionando, incluso después de que termine la película. Me encantó filmarlo, no había rodado una película en un mes desde mis días independientes, así que fue bueno ver que todavía tenía las habilidades para hacerlo. Y realmente disfruté armando la banda sonora, es fantástico, deberías escucharla.

También me encantó llevar la película al circuito de festivales, incluidos SXSW y Tribeca, donde ganamos el premio del público. Y finalmente, ha sido genial promocionar esta película porque creo plenamente en ella y estoy muy emocionado de que la gente la vea.

Hola, Sr. Favreau, tuve el placer de conocerlo el sábado en la sesión de preguntas y respuestas en Century City. Sé que tuviste una conexión con Paul Qui durante SXSW. Mi pregunta es: ¿la comida que Carl cocinó en su apartamento después de dejar su trabajo se inspiró en los platos que se servían en Qui? Pregunto porque la carne que Carl cocinó se parecía mucho a la Cote de Boeuf de Paul.

Desafortunadamente, no conocí al Chef Qui hasta SXSW. Había sido amigo de Roy Choi, quien fue mi mentor, y se inspiran en las mismas tradiciones culinarias. Esos dos chefs tienen un gran respeto mutuo y no me sorprendería que ambos estuvieran influenciados el uno por el otro. Toda la comida que aparece en Cocinero fue creado por el chef Roy Choi. También supervisó mi formación y trabajé en la línea directa de sus cocinas.

Lea la AMA completa de Favreau, que cubre mucho másCocinero temas como Hombre de Acero, Los Sopranos, su amor por Paul Rudd, ¡y más! Mira el tráiler de Cocinero a continuación (advertencia: contiene un lenguaje fuerte que puede ser adecuado solo para adultos):

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en Twitter @appleplexy.


Choi nació en Seúl, Corea del Sur, de padre surcoreano Soo Myung Choi y madre norcoreana Jai ​​Nam Choi. [7] Los padres de Choi se conocieron en los Estados Unidos, pero después de casarse se mudaron a Corea. La familia terminó emigrando de Corea del Sur de forma permanente en 1972 [8].

Choi se crió en Los Ángeles y el sur de California. Cuando Choi creció, sus padres tuvieron muchos negocios: una licorería, una tintorería, un restaurante coreano y, después de vender joyas de puerta en puerta, finalmente una exitosa empresa de joyería. [9] Sus padres fueron dueños de un restaurante coreano llamado Silver Garden en Anaheim, California [10] durante tres años cuando él era joven. La madre de Choi hizo kimchi que era tan popular dentro de su comunidad que lo empaquetaban y lo vendían localmente. [6] Su recuerdo favorito de la infancia es hacer bolas de masa a la edad de ocho años en el restaurante de su familia. [11] La familia se mudó muchas veces cuando él era joven. [3]

Su familia vivió una vez cerca de Olympic Boulevard y Vermont Avenue, así como en South Central, Crenshaw District y West Hollywood. [12]

Choi asistió a un programa para estudiantes superdotados, pero cambió de escuela en su adolescencia cuando sus padres lograron la prosperidad en el negocio de la joyería y mudaron a su familia a un vecindario en el condado de Orange llamado Villa Park, [6] [13] Choi comenzó a meterse en problemas, con sus marcas resbalando cuando comenzó a tomar drogas y a pasar el rato con una mala gente. [3] A los 15 años, los padres de Choi lo enviaron a la Academia Militar del Sur de California en Signal Hill, California. Recuerda esto como una buena experiencia. [3]

Después de la secundaria, Choi se fue a Corea y enseñó inglés allí. Luego asistió a la Universidad Estatal de California, Fullerton, donde se graduó con una licenciatura en filosofía. Choi asistió a la facultad de derecho de la Western State University y la abandonó después de un semestre. [3] A los 24 años, confundido acerca de su vida y en un período oscuro alrededor de 1994 o 1995, Choi dijo que se obsesionó con el programa "Essence of Emeril" de Emeril Lagasse. [14] El programa lo inspiró a inscribirse en una escuela culinaria. "Emeril me salvó la vida", dijo Choi. [3]

En 1996, Choi comenzó a estudiar en el Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York. [11] Disfrutó de los programas de bloques altamente estructurados, donde no había "margen de maniobra". [6] Trabajó durante este período como pasante en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York. [3]

Choi adquirió experiencia como chef de hotel oficial desde mediados de la década de 1990. [2] En 2001, comenzó a trabajar para Hilton Hotels. Después de ser promovido dentro de la empresa, en 2007, Choi se convirtió en chef de cocina en el Beverly Hilton. Fue allí donde Choi conoció a su futuro socio comercial, Mark Manguera. [3]

Choi también trabajó en Embassy Suites en Sacramento y Rock Sugar Pan Asian Kitchen en Los Ángeles. [2] [11]

Después de esta formación clásica y años de experiencia en cocina de cuatro y cinco estrellas, Choi dijo que el cambio a los camiones de comida, inicialmente basados ​​en Abbot Kinney Boulevard en Venecia [15], fue genial. [2] La empresa de Choi, Kogi, fue fundada en 2008 con los socios Mark Manguera y su esposa, Caroline Shin-Manguera. [3]

Fue nombrado uno de los diez mejores "Mejores nuevos chefs" de 2010 por Comida y vino revista, y es el primer operador de camión de comida en ganar esa distinción. [11] Choi actualmente dirige Sunny Spot, en Venice, CA, que está inspirada en el Caribe. ¡Dirigía el restaurante Chego del área de Los Ángeles! que contó con cuencos de arroz, [16] y A-Frame que transmitía la idea hawaiana de aloha y fue construido en un antiguo IHOP, [6] además de Pot [17] en el Line Hotel en Koreatown. [11] En diciembre de 2018, Choi abrió un restaurante llamado Best Friend en Las Vegas, NV. [18] Su estilo de cocina fusiona sabores y platos mexicanos y coreanos. [19]

En junio de 2013, Choi, junto con sus compañeros chefs Wolfgang Puck y David Chang, se reunieron en el Hotel Bel-Air para fusionar diferentes estilos como el estilo ggaejjang y kochujang en el menú del Hotel Bel-Air. [20]

En noviembre de 2013, Choi publicó su autobiografía que es parte de memorias y parte de libro de cocina [6] llamado L.A. Son: Mi vida, mi ciudad, mi comida. [21] [22]

Choi dijo que no comenzó a escribir un libro, pero que le seguían haciendo las mismas preguntas sobre su comida, sus sabores y cómo se prepara. [23] Si bien Choi no ve el libro como un comentario social, sintió que era importante mostrar el "trato real" de la dualidad que sintió al crecer como inmigrante en la década de 1970, las comidas que se servían en el restaurante eran bastante diferentes a las lo que comía la familia en casa. El libro también habla sobre la cultura de Los Ángeles y cómo ha cambiado desde la década de 1970. [23]

La película de Jon Favreau Cocinero (2014) se inspiró vagamente en Choi y el movimiento de los camiones de comida. Choi trabajó como asesor técnico de Favreau en escenas de cocina y restaurantes y aparece en los créditos finales. Además de recorrer todos los restaurantes de Choi, Favreau asistió a una escuela culinaria francesa y se capacitó en varias de las cocinas de Choi. [24] En 2019, Favreau y Choi colaboraron en un programa de cocina en Netflix: El show del chef. [25]

Tiempo había incluido a Choi en su lista TIME 100 de las personas más influyentes del mundo para 2011 [4] y 2016. [26] [27] El chef y autor Anthony Bourdain escribió que "Roy Choi cambió el mundo por primera vez cuando elevó la comida -concepto de camión de "entrenador de cucarachas" a restaurante rodante muy codiciado, ultra caliente pero democrático ". [26] En 2015, Choi y el chef Daniel Patterson abrieron un restaurante llamado LocoL en Watts, Los Ángeles, con el objetivo de llevar comida rápida inspirada, saludable y de calidad a los barrios del centro de la ciudad. [28]

En 2019, Choi produjo y presentó una serie de televisión, Pan partido en Tastemade y KCET en Los Ángeles. [29]

Choi se conoce con los apodos de "Papi" y "El Guapo". [15]

Enseña cocina cuando es voluntario en A Place Called Home en el sur de Los Ángeles. [30]

Choi es un partidario de 3 Worlds Cafe, una tienda de batidos y café de la comunidad de South Central que es una colaboración entre Choi, la Coalición para el Desarrollo Comunitario Responsable con base en el vecindario, el conglomerado de frutas Dole Packaged Foods y la cercana Jefferson High School. [31]

También mantiene un blog en el que publica recetas y diatribas. [19]

Durante sus difíciles años de adolescencia y más tarde como adulto joven, Choi dijo que tenía muchas adicciones. Fue adicto al crack por un corto tiempo, a la marihuana y al juego, que duró tres años cuando tenía poco más de 20 años. Choi dice que su adicción actual está alimentando a la gente. [6]


La idea de Kogi surgió durante un bajón en la vida de Roy Choi

Los padres de Choi eventualmente lo enviaron al Culinary Institute of America, y desde allí, se fue dando vueltas, tomando diferentes trabajos en todo el país antes de regresar a Los Ángeles. Le tomó un tiempo estar en quiebra y sin trabajo antes de que él y su socio comercial Mark Manguera adoptaran la idea de crear un mashup de fusión que combinara barbacoa coreana y tacos coreanos, y nació Kogi.

Su oferta fue simple: dos tortillas de maíz, carne de costillas a la barbacoa coreana, salsa rioja, un condimento de cilantro, cebolla y lima, ensalada de lechuga romana y una vinagreta hecha con chile y soja (vía CNN). Choi dice Empresa rápida que iba lento hasta que el camión Kogi se detuvo frente a los dormitorios de UCLA.


Jon Favreau sobre cómo Roy Choi dio forma al chef

De Jon Favreau nueva película Cocinero, que se estrena esta noche, es un tributo cariñoso y exuberante a la comida. Incluso con las coprotagonistas Sofia Vergara, Scarlett Johansson y Robert Downey, Jr., es la comida lo que realmente se destaca. Para Favreau, quien escribió, dirigió y protagonizó la película independiente, gran parte del mérito es para el pionero de los camiones de comida en Los Ángeles. Roy Choi.

El actor / director continúa: "Fui con él en su auto a cada uno de sus restaurantes, como un paseo si estás haciendo una película de policías", dijo Favreau. “Me explicó todo lo que estaba haciendo y viendo. Él probaba la carne yo probaba la carne. Él probaba un plato yo probaba un plato. Al final del día no podía dejar de comer toda la comida. " Más importante aún, dijo Favreau, decidieron trabajar juntos.

"Roy dijo 'Lo haré, pero tienes que arreglar la cocina. Las películas siempre se equivocan. Haré todo lo que necesites. Te entrenaré, haré los menús, revisaré tus guiones, te ayudaré la sala de edición. Lo que quieras. Pero tienes que prometer que obtendrás los detalles correctamente. Dije que eso es todo lo que siempre quiero hacer. Así es como trabajo. Eso es exactamente lo que tenía en mente también ".

Cocinero sigue a Carl Casper (Favreau) después de perder su trabajo en un restaurante e intenta redescubrir su pasión por la cocina poniendo en marcha un camión de comida. Para sentirse cómodo en la cocina, Choi envió a Favreau a una escuela culinaria francesa y luego lo hizo entrenar en varias de la cocina de Chois.

"Eventualmente, después de un proceso de preparación realmente lento y tedioso", dijo Favreau, Choi "simplemente me atascó en la línea durante un servicio. Simplemente te tiran al agua. Es como empujarte fuera del nido. Y poco a poco aprendes de otros la gente en la línea y cuando descubren cuánto puede tomar, están felices de tener otro par de manos. Y yo era un buen par de manos en las que podían confiar. Fue entonces cuando Roy dijo que todo cambió para él y supo que yo estaría lista.."

Las primeras escenas en Cocinero están ambientados en un restaurante ficticio propiedad de Dustin Hoffman. Esas escenas fueron filmadas en LA De Hatfield en Melrose. "No confundas la ubicación con el restaurante de la película cinematográfica, fue maravilloso. Cuando construyes un restaurante en un escenario para una película de Hollywood, se ve tan perfecto. Este tenía una belleza y estaba muy bien diseñado. Me encantó cómo en la parte delantera y trasera de la casa se podía ver la cocina abierta, se podía ver dentro, eso era divertido para el camarógrafo. Las cocinas no suelen ser lugares agradables desde el punto de vista estético; en realidad, suelen hacer calor y están llenas de gente. El aspecto visual no es una prioridad. Este es."

Otra escena crítica en Chef es un resumen de un camión de comida masivo filmado en Abad Kinney en Venecia el primer viernes: "Fue un lugar importante para Roy", dijo Favreau. "Porque ahí es donde empezó su camión Kogi y ese fue el epicentro.

Lo específico de los barrios de Hollywood y Los Feliz para Swingers terminó siendo una parte realmente importante de la personalidad de esa película y me sentí Venecia fue una parte importante de la personalidad del Chef ".

Hacer la película ha cambiado la forma en que Favreau ve la comida. Está en medio de una importante remodelación de su propia cocina. Dice que está agregando un anillo de wok y un horno de pizza y se está volviendo todo inoxidable con estantes abiertos.

"Pero incluso lo que ellos llaman una cocina comercial en casa es muy diferente de lo que un chef llama una cocina. Los chefs quieren que todo esté abierto. Quieren ver todo. Quieren usar su espacio de manera eficiente. Todo está orientado a cocinar, limpiar y mantener las cosas en orden y así maximizar eso.

"Es diferente a lo que las familias quieren en su cocina, las cocinas son en realidad extensiones, son la nueva sala de estar, se vuelven acogedoras y cómodas y están orientadas hacia la televisión, sentarse y comer. Es un espacio familiar y eso no es lo que quiere un chef. - un chef quiere muchas ollas y sartenes y tablas de cortar y toallas e ingredientes ".

Más importante que la cocina es el enfoque de la comida. Favreau recuerda lo primero que le dijo Roy Choi: 'Cuando un chef ve una bolsa de chalotas se emociona porque saben que se las van a pelar todas.'

"Y yo estaba como bien, ¿es una especie de metáfora de otra cosa o estás haciendo un punto? Literalmente lo decía en serio. Por cierto, realmente disfruto haciendo una tarde de preparación especialmente con mis hijos, sus artes y manualidades para ellos. Me encanta comprar ajo y sacar el germen y cortar en rodajas finas y preparar todos los ingredientes con los que vas a cocinar más tarde.

"Ese es el regalo de lo que aprendí: hay una práctica de meditación que viene con este trabajo muy simple que si se hace bien y de manera consistente será un gran plato. Pero también una gran experiencia al prepararlo".
- Andrew Epstein
· Todos Cocinero Cobertura [


Jon Favreau y Roy Choi llevan su amistad en la cocina al siguiente nivel con "The Chef Show"

Netflix ha lanzado una gran cantidad de excelentes programas de comida en los últimos años, pero ninguno se ha centrado tan singularmente en el acto de cocinar como El show del chef, una nueva serie protagonizada por el constructor del imperio Kogi Roy Choi y el actor / escritor / director Jon Favreau. En cada episodio, ves a estos dos amigos trabajar en cada paso de sus recetas favoritas, con comentarios continuos de Choi sobre las técnicas involucradas. Y aunque la serie incluye cameos de una variedad de personajes famosos, ¡Gwyneth Paltrow! Robert Downey jr.! ¡Tom Holland! ¡David Chang! - los momentos más memorables se encuentran en estas escenas de cocina, donde Choi y Favreau traen platos como arroz frito con kimchi y pasta aglio e olio a la vida.

Los anfitriones se conocieron durante la producción de la película de Favreau. Cocinero, cuando Choi accedió a trabajar como consultor culinario con la condición de que la estrella / cineasta accediera a hacer todo lo que decía en las escenas de la cocina. Después del lanzamiento de Cocinero, Favreau y Choi colaboraron en ventanas emergentes e incluso jugaron con la idea de abrir un restaurante, pero finalmente decidieron que tener un programa de televisión de comida sería una excelente manera de seguir cocinando juntos.

Los dos amigos recientemente se tomaron un descanso de sus ocupadas agendas - Choi acaba de lanzar un excelente programa de KCET llamado Pan partido, mientras Favreau está preparando tanto el Rey Leon remake y la nueva serie de televisión Star Wars, El mandaloriano - hablar sobre los orígenes de El show del chef y por qué querían llevar este estilo de demostración de cocina de la vieja escuela a la televisión.

¿Cómo llegamos de Cocinero para El show del chef?
Jon Favreau: Comenzó de manera muy orgánica. Después de que terminamos de trabajar juntos y salió la película, hicimos muchas promociones y seguimos siendo amigos, pero nunca más cocinamos juntos porque Roy está ocupado cocinando todo el día. Y luego se habló mucho sobre: ​​"Oye, ¿quieres hacer una secuela?" No quería hacer una secuela porque sentía que la historia se desarrollaba como debería y no quería hacer otra película. Pero la idea de cocinar y compartir una experiencia con Roy, eso fue algo interesante para mí.

Al principio solo conseguí cámaras y nos filmé cocinando en diferentes entornos con diferentes personas. Se hizo en el transcurso de tres años, y luego tomaba el metraje y comenzaba a trabajar en él. No sabía si iba a lanzarlo en alguna parte. Y lo siguiente que sabes es que terminé por terminarlo, confiando en que en esta época encontraríamos un buen socio. Terminamos haciendo suficientes episodios para ofrecer una temporada y se convirtió en un programa de Netflix. Les encantaba la autenticidad, les encantaba la pasión.

Tenemos secuencias que filmé cuando salía de la ciudad para trabajar. Spider-Man: Regreso a casa. Estábamos en Austin y Atlanta, cocinando con otras personas que sabía que les gustaba cocinar, Gwyneth Paltrow y Bill Burr, y otros chefs, como David Chang. Se convirtió en algo que tomó forma a través del proceso editorial, como un documental. Y ahora tenemos un formato, pero al principio se trataba de divertirnos cocinando juntos y hablando y compartiendo esas experiencias con amigos.

Roy Choi: Solo estábamos tratando de encontrar formas de seguir pasando el rato. Eso es lo que hacen los amigos, ¿verdad? Crean viajes por carretera juntos o se llaman entre sí y dicen: "Vamos al cine". Y esta era solo otra forma en que nosotros en nuestras vidas ocupadas teníamos tiempo para estar juntos. Es genial que haya salido algo. Pero [volviendo a] los sentimientos de Jon de no querer hacer una secuela, estábamos dando vueltas en torno a la idea de posiblemente [abrir] un restaurante también, y todavía puede haber uno. Pero eso parecía mucho trabajo, y esto naturalmente surgió de las cenizas de esas dos ideas.

Mirando hacia atrás en algunas de las entrevistas que ustedes hicieron para Cocinero, parece que una gran prioridad para ti era ser fiel a cómo cocinan los verdaderos chefs. ¿Tenías las mismas prioridades con este proyecto?
RC: Sí, para mí se trataba de volver a la esencia de los programas originales de cocinar a la cámara. Obviamente, recuerdas a Paul Prudhomme, Julia Child, Jacques Pepin, Sara Moulton y Emeril. Y luego otra inspiración fue uno de los primeros programas de Jon, Cena para cinco. Era como el podcast original, donde se podía hablar de cosas. Eso creó la base, y fue como, ¿Sabes que? Quizás a veces en la vida eso es lo suficientemente bueno. Pon la cámara, consigue algo de comida, empieza a cocinar, invita a algunos amigos y veamos a dónde va.

JF: No sé si alguien como Roy entiende lo bueno que es cocinar con un chef, porque los chefs son todos profesores. Se te muestran pequeñas cosas, estás aprendiendo lecciones a lo largo del camino. Y poder hacer preguntas a alguien que es un experto es algo muy valioso. Supongo que pensamos que si nos gustaba, a otras personas también les podría gustar. Así que acabamos de crear un programa que realmente nos gustaría ver y del que estamos orgullosos. No es como un concierto que nos pidieron que hiciéramos, es algo que estamos promoviendo y que realmente amamos. Estoy muy emocionado de que la gente lo vea.

RC: Y verás mientras miras el programa: en esta era ahora, todo está tan comprimido, pero este programa es como un álbum. Realmente lo tocas desde el principio, y simplemente se reproduce hasta el final, 12 canciones. Hay algo en eso y en la forma en que Jon lo filmó, donde permitimos que las recetas tengan tiempo para que veas cada capa sin preocuparte por: "¿Te perderemos como espectador?" Encontré eso realmente valiente y asombroso. Eso es lo que solían hacer esos programas antiguos, y esto de una manera nueva.

Tuviste algunas fijaciones claras de comida en Cocinero - incluidos cubanos y beignets. ¿Cómo seleccionaste en qué te ibas a enfocar para este nuevo programa?
JF: Bueno, definitivamente queríamos golpear todos esos. Porque mucha gente los había estado recreando en Internet y queríamos mostrarle a Roy cómo hacerlo. Y luego también agregamos cosas, algo así como la forma en que trabajan los chefs: vas a una ciudad, te inspira lo que hay allí, y luego trabajas para salir y mezclar eso con lo que sea tu experiencia. Trae lo tuyo. Así que fuimos a Austin para el Festival Hot Luck. Fumamos costillas con Aaron Franklin, pero luego las deconstruimos y las mezclábamos con los sabores coreanos del pasado de Roy. Se sintió muy orgánico. No fue como si tuviéramos una lluvia de ideas de temas. Era más como, "Vayamos al mercado de agricultores y veamos qué se ve fresco".

¿Tienes un momento favorito de la primera temporada?
RC: Aprovechando lo que Jon acaba de decir sobre el episodio de Aaron Franklin, creo que Austin tiene algo realmente especial. Estuvimos allí dos o tres días para el Hot Luck Festival inaugural, una reunión de los mejores maestros de la calle y chefs, y pude acceder a todos los fumadores, así que es como viajar en el automóvil de alguien. [Franklin] me dio acceso completo a todos los fumadores, y luego se necesitan dos días para hacer una barbacoa. A veces no lo veo, porque lo estoy haciendo, pero luego, al volver y verlo en la sala de edición, es esta odisea. Empiezas desde el principio y pasas por dos días construyendo capas y sabores, fumando y sudando. Es increíble de ver.

JF: En cuanto a mí, cuando nos estábamos preparando para hacer Cocinero, Había estudiado con Roy y realmente no entendía mucho sobre la cocina coreana. ¿Y luego estar trabajando en una de las cocinas de Roy cocinando comida coreana y que David Chang entrara y ambos probaran mi cocina y pensaran que sabía bien? Para mí, ese fue un momento que nunca olvidaré. Ambos tienen perspectivas muy diferentes, pero ambos fueron al menos lo suficientemente educados como para decir que sabía bien, así que eso fue un gran problema.

RC: Sentí lo mismo cuando estaba sentada contigo y con Robert Rodríguez, dos de mis héroes del cine independiente. No lo ves como algo único, pero yo estoy sentado ahí simplemente jodidamente loco porque son los dos pioneros del cine independiente moderno, y solo los estoy viendo hablar entre ellos. Es como nos viste a Dave ya mí.

JF: Eso es parte de la diversión de lo que ofrecen nuestras vidas, debido a los mundos que podemos cruzar. Y eso también es una especie de inspiración. ¿Cómo es realmente conocer gente que ves en la televisión y admiras? ¿Y luego los conocerás como humanos? No sabía que era parte del programa, pero se repite una y otra vez: la gente habla de cómo llegaron a donde están y esta ambición y actitud mental que todos tienen en común.

Esta entrevista ha sido editada y condensada para mayor claridad.


Esta semana sobre la buena comida: Jon Favreau y Roy Choi hablan de la chef Ruth Reichl sobre la ficción

1. Jon Favreau y Roy Choi discuten la creación de Chef–Actor / cineasta Jon Favreau y Chef Roy Choi Únase a nosotros para hablar sobre la realización de la película Chef. Favreau protagoniza la película que narra el viaje de un chef desde una pesada cocina de Brentwood hasta un camión de comida de inspiración cubana. Anfitrión Evan Kleiman dice Chef es una de las mejores representaciones de Hollywood de una cocina profesional.

2. Ruth Reichl se adentra en la ficción con Delicious! -Ex crítica de restaurantes del New York Times y editora de Gourmet Magazine, Ruth Reichl también es conocida por su trilogía de memorias. Dirige su atención a la ficción con su nuevo libro. ¡Delicioso!

Foto cortesía de Red Medicine

3. Jonathan Gold sobre controversia (y comida) en Red Medicine – Jonathan Gold es la escritora gastronómica ganadora del premio Pulitzer para Los Angeles Times. Esta semana revisa Medicina roja, un restaurante lleno de controversias. Quizás mejor conocido por revelar la identidad de la crítica gastronómica del LA Times S. Irene Virbila, el restaurante también es conocido por la comida que Jonathan describe como "neo-nórdica".

Recomienda las brassicas, huevas de trucha, albóndigas de pollo y el cangrejo Dungeness.

Todas las sugerencias de restaurantes de Jonathan se pueden encontrar en el mapa de restaurantes Good Food.

4. The Auntie Em's Cookbook, a Celebration of Brunch – Terri Wahl es la chef y propietaria de Auntie Em’s Kitchen en Eagle Rock. Su próximo libro El libro de cocina de la tía Em es una celebración de su amor por la comida casera y la buena música. Cada receta viene con una canción para cocinarla. Encuentre una receta y una canción para el pudín de pan con tocino y hierbas en el blog Good Food.

5. Informe de mercado: Laura Avery Habla con Chef Brian Dunsmoor de The Hart & amp the Hunter y la recién inaugurada Ladies 'Gunboat Society. Dunsmoor está sirviendo un conejo frito con pollo en este momento en The Ladies 'Gunboat Society.

Whitney Wolman trabaja con Jimenez Family Farm en Santa Ynez. El puesto de granja trae conejos enteros, corderos y cabras al mercado de agricultores de los miércoles de Santa Mónica cada semana.

6. Norman Van Aken: No se necesita experienciaChef Norman Van Aken es el autor de No se necesita experiencia: la odisea culinaria del chef Norman Van Aken. El libro es una mirada a su transformación de un joven que necesita un trabajo, cualquier trabajo, a convertirse en un célebre chef.

¡Oye! ¿Disfrutaste esta pieza? No podemos hacerlo sin ti. Somos apoyados por miembros, por lo que su donación es fundamental para la programación musical, los informes de noticias y la cobertura cultural de KCRW. Ayude a apoyar a los DJ, periodistas y personal de la estación que ama.


Bayas y crema amp

Ingredientes: Fresas, moras, arándanos, frambuesas, menta, azúcar, polvo de caramelo quebradizo, crema batida y Grand Marnier.

Choi le da a Favreau algunos consejos mientras preparan este plato, que termina en el menú del camión de comida de El Jefe en la película. Para empezar, no debe agregar agua al azúcar cuando está haciendo caramelo; en cambio, déjelo cocinar a fuego lento y lento hasta que todo el azúcar se derrita, lo que sorprende a Favreau. (Trate de no revolverlo tampoco). También le muestra cómo colocar correctamente la crema batida en un plato (suavemente, "como si estuviera poniendo una nube en la cima de una montaña") y chiffonade menta.


Jon Favreau habla sobre 'Chef', Roy Choi, realización de películas y más - Recetas

Neighborhood Unity Un acorde a la vez: Bienvenido a la banda comunitaria de Hermon Park

La comunidad indígena de Los Ángeles mira su pasado, presente y futuro

Acerca de Take Two
Detrás de escena de CHEF, escrito, dirigido y protagonizado por Jon Favreau, inaugurado en mayo de 2014. (De izquierda a derecha) John Leguizamo, Jon Favreau, Bobby Cannavale y el chef Roy Choi, quien se desempeñó como consultor técnico del producción. Merrick Morton Emjay Anthony como Percy Casper y Jon Favreau como Carl Casper en CHEF, escrito y dirigido por Jon Favreau, inaugurado en mayo de 2014. Merrick Morton Jon Favreau como Carl Casper, Emjay Anthony como Percy Casper, Aaron Franklin como él mismo y John Leguizamo como Martin en el famoso Franklin Barbeque in CHEF, escrito y dirigido por Jon Favreau, inaugurado en mayo de 2014. Jon Favreau como Carl Casper en "Chef". Merrick Morton Jon Favreau como Carl Casper, Emjay Anthony como Percy Casper y Sofia Vergara como Inez en CHEF, escrito y dirigido por Jon Favreau, inaugurado en mayo de 2014.

En su última película, "Chef", el guionista y director de Jon Favreau colaboró ​​con el famoso chef y empresario de Los Ángeles Roy Choi para crear una película sobre la cocina, la vida y lo que significa ser artista. Los dos hablaron con Alex Cohen de Take Two sobre cómo se unieron en esta labor de amor.

En la película, Favreau interpreta a un chef llamado Carl Casper, que dirige la cocina de uno de los restaurantes más populares de Los Ángeles. Cuando los principales críticos gastronómicos de la ciudad reservan una mesa, Carl decide que es hora de renovar el menú, pero el dueño del restaurante (interpretado por Dustin Hoffman) veta la idea.

El temperamento rápido de Carl eventualmente lo hace despedir. Luego intenta recuperar su ritmo culinario abriendo un camión de comida con la ayuda de su hijo pequeño. Sirven sándwiches cubanos y el camión se llena de gente en todo el país, recordándole por qué ama lo que hace.

Favreau, que habló con Take Two en su oficina en Venecia, explicó por qué quería hacer una película sobre gente que cocina.

"Desde que leí 'Kitchen Confidential', realmente me interesó ese aspecto de la cultura culinaria", dijo Favreau. "Siempre me ha gustado la comida, y la comida es extremadamente cinematográfica, como 'Comer, beber, hombre, mujer' o 'Jiro Dreams of Sushi', que pensé que podía hacer [un] muy buen trabajo haciendo algo con la comida. Yo no sé qué iba a ser, pero sabía que quería hacer algo ".

Más importante, dijo Favreau, sabía que quería hacerlo bien. Decidió contratar a un consultor culinario para la película, y alguien del equipo de producción de Favreau sugirió que recurriera al hombre que inició la locura de los camiones de comida en Los Ángeles: Roy Choi de la fama de los camiones Kogi.

"Su vida fue asombrosa por lo similar que era a la historia que escribí", dijo Favreau. "Tanto es así que estaba preocupado por conocerlo, como, '¿Va a pensar que saqué esto de su vida?' Fue una reunión de seis horas que fue de restaurante en restaurante mientras seguía sus pasos y lo observaba ".

For his part, Choi said he wasted no time training Favreau to take on the role of a head chef.

"He ate like I eat, which is going around each kitchen, tasting, having the cooks fire one dish," Choi said. "Every kitchen I go to you, you pick a random dish, just to test it, just so you have your fingers on every single part of the menu. I think this was the first time he'd ever stepped behind the line."

"Mother sauces"

Soon after, Choi sent the actor to a week of intensive French culinary schooling, where Favreau sharpened his knife skills and learned how to make the "mother sauces": the five sauces crucial to fine cuisine, from Auguste Escoffier's classic cookbook "Le Guide Culinaire."

"I brought him into the kitchen, and he just kind of fit in. I threw him a couple tests, like a case of chives, or a case of onions, or peel two cases of avocados," Choi said. "Just to see where his mind and his situation and his abilities were and how interested he was in these things. He just attacked them. He really became a part of it."

But there's a big difference between being part of Roy Choi's team of cooks and playing a head chef onscreen. Favreau said the role was tough at first.

"The hardest challenge was looking and conducting myself, carrying myself like a chef, because Roy would be on me," Favreau said. "He just kept lecturing me about how I was holding my towel wrong. He says you can tell everything you know about a chef by how he holds a towel."

As Favreau shot key scenes at Hatfield's restaurant in Hollywood, Choi was there to make sure everything looked authentic, down to the knife tattoo Favreau sports on his arm in the film.

"It's like being a DJ. You're timing things, you're concentrating, you're in a flow. I tried to apply that mindset to what I was doing," Favreau said. "There's a tremendous amount of subtext that I had to feed into, and oftentimes Roy was just off camera talking me through what I'm thinking. So he was a great acting coach as well."

Instead of relying on film industry tricks like using fake food or spraying every dish with glycerin to hold up better while filming, Favreau and his crew used real ingredients. The cast and crew happily ate everything afterward. Choi even helped Favreau set up shots, as seen in this behind-the-scenes footage:

I asked Choi what it was like, his first time ever on a movie set, directing the same guy who directed the "Iron Man" movies.

"He gave me the space to just be myself, so once he gave me that space, I forgot that it was Jon Favreau, to be honest," Choi said. "All I cared about was the story, and all I cared about was being Jon's sous chef and making sure that he shines in this role. So in those moments, all I did was directing as I would in a kitchen."

The finished product is a film that's not just about life working in a restaurant, but a film that's also about how food moves people. In one scene, Favreau's character tells his son that a beignet is more than just a delicious treat: It's a food that inspires memory.

I asked the Favreau and Choi if they have a personal equivalent of that beignet, a food that always makes them feel nostalgic.

For Choi, it's a no brainer: Korean short ribs, known as kalbi:

"Everytime I eat kalbi, it brings me back to how I was raised and us as immigrants when I was a young kid. It was a little bit tough here in L.A. when they first came over, and so there were other families here, there wasn't a community yet, we weren't able to get jobs, things were kind of blocked off to us. So we had to create our own sub-economy within each other. The only way that we found a little bit of peace with each other was to go to the parks on the weekend, and we would all bring kalbi and barbecue, and that was kind of our time as Korean-Americans together with other families, just sharing in a little bit of the misery, I guess. That for me always brings back the journey to here and where I am right now."

For Favreau, his love of food is connected to places from his past:

"Honestly, my food memories are more connected to the cities that I've lived in. If I get off the plane, and I'm in Chicago, I go right to the Wieners Circle and get a red hot or a deep dish pizza. If I'm in New York, I have to get a slice of pizza from a real New York pizzeria. There's something about smelling food, smelling perfumes, that trigger subconscious connections with your memory, and emotions come out. I think that there is a genuine relationship that people have, certainly, when you feed people, and I see the pride that Roy and the other chefs I've met have, in what they serve and what it represents beyond just nourishment."

Favreau said he first began to understand that pride on the day Choi taught him how to make a Cuban pressed sandwich on a grill called a plancha. It's a moment they caught on film, and it pops up in the end credits of "Chef."

"He was just giving me my last minute pep talk, and I rolled camera on it. I thought it was nice for people to see what the relationship was like and who Roy was. . He was sort of the soul behind the food in the movie," Favreau said. "To me, it's the best line in the whole movie. Roy says, 'Nothing exists, but this sandwich, and if you f--k this up, everything sucks in the world.' That is the key to being a chef. It's this myopic, obsessive view about this one task and doing it perfectly."


The Chef Show Season 1 Episode 2: Avengers Atlanta Review

Based on Jon Favreau&rsquos 2014 film Chef, The Chef Show sees Favreau team up with his culinary mentor, celebrity chef Roy Choi, as they travel around America cooking with fellow celebrities and introducing artists from a variety of fields to the joys of cooking world-class food.

Chef may not have changed the cinematic landscape, but it meant something to chefs. In this second episode, Favreau and Choi meet a chef with the words &lsquoEl Jefe&rsquo, the food truck Favreau&rsquos character had in the film, tattooed on his hands. Another chef talks about returning to the culinary arts because of the film. Talk about the power of movies!

We also see Favreau and Choi assemble a couple of Avengers to share some culinary delights and insights into the bonds between chefs.

Holeman and Finch Burger

The second episode of The Chef Show starts off at Holeman and Finch in Atlanta, where Favreau and Choi are treated to some homemade Serrano prosciutto by Chef Spencer, giving Favreau the opportunity to show off his knife skills. He is astounding with the knife&mdasha natural, according to Choi&mdashthe slices he cuts are so fine.

They then move on to the restaurant&rsquos famous burgers, which is made up of 50/50 chuck eye and brisket. No binders, like egg, are used&mdashthe burger patty has the right combination of meat and fat to accomplish the binding. Impressive!

Favreau completely takes over the griddle and the chefs actually let him. Choi is the only one who looks nervous about Favreau&mdashhe is Choi&rsquos student, after all&mdashbut the other chefs are completely cool about it. In Favreau&rsquos defense, he does a great job and the final product is a burger that both he and Choi declare is the best burger they&rsquove ever had. It looks simple, yet delicious.

The Optimist Lobster Roll

Chef Ford Fry of The Optimist greets Choi and Favreau with a lobster roll. When making, or ordering, lobster roll, chefs don&rsquot choose between mayonnaise or butter, they use both because they want all the flavor. Something for us regular people to remember.

Lobster is new territory for Favreau&mdashChoi never taught him to deal with lobsters, but he picks up the skills from Chef Ford fairly easily. This lobster roll looks so good! And paired with salt and vinegar chips, the combination is heavenly.


'The Chef Show' Is The Perfect Binge For Foodies Everywhere

Jon Favreau’s “The Chef Show” hit the radar after a clip of Gwyneth Paltrow forgetting she was in “Spider-Man: Homecoming” made the rounds earlier this month. The Goop owner and actress was zesting an orange alongside Favreau and his chef buddy Roy Choi when she simply couldn’t remember she played Pepper Potts in the 2017 Marvel movie. Although the internet got a kick out of Paltrow in that moment, the soup she, Favreau and Choi were cooking up also looked, well, delicious.

Turns out that dish was a vegetarian version of a Caribbean pepper pot stew — very clever — which Choi was making for Paltrow at Goop headquarters in Los Angeles. My mouth watered five minutes into the episode. Even my dog was salivating as Choi, Favreau and Paltrow prepped the ingredients for the soup and talked about his 2014 movie “Chef,” which inspired Favreau to revisit his love of being in the kitchen. The eight-episode series premiered on Netflix June 7 and has already gained its fair share of food-loving and Marvel-obsessed fans.

Like “Chef’s Table,” “Top Chef” and “The Great British Baking Show,” “The Chef Show” is a cooking series that’s not only easy to watch but feeds your feel-good soul. Choi and Favreau have undeniable bromance chemistry on screen and bounce off one another while prepping, chopping, blending and tasting an assortment of ingredients and dishes that immediately make you want to browse GrubHub.

There’s Choi’s roast Mojo pork and his buttery Cubano and grilled cheese sandwiches to melt over. There are lobster rolls and shrimp toast. There’s chocolate lava cake. Choi and Favreau even meet up with the likes of Momofuku maven David Chang and master of barbecue Aaron Franklin to cook everything from crispy fried rice to tender brisket. And, of course, they eat a surf-and-turf meal with actors Tom Holland and Robert Downey Jr. and Marvel Studios president Kevin Feige at Atlanta hotspot The Optimist, where Spider-Man devours his first oyster.

Every scene is delightful, bringing viewers not only recipes but conversations about upbringing, career achievements and, well, the Marvel Cinematic Universe. There are also charming animations for each recipe so us amateurs at home can pause or screenshot ingredients like you’re watching a YouTube tutorial. It’s inspired.

It’s not surprising, however, that these guys could create a compelling reality cooking show. Consider the success of “Chef,” which was co-produced by Choi, and written and directed by Favreau. The movie told the story of Carl Casper (Favreau), the head chef of a popular Los Angeles restaurant who leaves after a bad review to start a cross-country food truck business. It was deemed “food porn” by Cinemablend, and was considered to be a hugely accurate depiction of chefs to those in the culinary world. That had a lot to do with Choi and his mentorship, Favreau said during that meal with the Marvel crew.

“The story that I wrote was very similar to [Choi’s] life story. He went to the Culinary Institute, he worked at Le Bernardin and worked his way up the ladder, and then gave it up and decided he wanted to do the food truck thing [ with the Kogi BBQ Taco Truck ],” Favreau says. “Our first meeting was six hours of me just following him through these different restaurants and him saying, ‘If we do this, I’ll do whatever you need but we got to get to get it right, because food movies don’t get it right and the chefs all get pissed.’”

“I said,” Choi clarifies, ”’If you’re willing to do it right, I’ll be there every step of the way. And I just knew, I felt something inside that he was going to do it.”

Once the film was done, Favreau missed cooking with Choi so he decided to combine his passions of food and filmmaking.

“I was like, ‘Let’s bring a camera crew and cook for some of the people that are working on that show, and some restaurants and some chefs in Atlanta.’ And then I took that footage and I started working on it like a documentary,” Favreau told People . “We filmed in our kitchens, whether in our homes or his restaurant, other people’s homes, other cities, and it started to take form.”

Favreau and Choi bring some comedy to the kitchen, too. Bits pop up left and right on “The Chef Show,” like when Favreau introduces Choi to Cafe Du Monde’s beignet mix in Episode 1. Although it only requires the cooks to complete three easy steps ― stir water into mix, drop beignets into hot oil, coat them with powdered sugar ― the guys find out the hard way that expired mix will never lead to yummy results. (Choi eating a stale beignet, while trying to ease Favreau’s mind, is everything you’d think it’d be.)

The moment also shows viewers that, no matter how small, even professionals make mistakes ― and learning from them is how you eventually get better at whatever gig you’re chasing. (Choi reiterates that point throughout the series.) The guys buy a new box of Cafe Du Monde the following episode and give baking another shot. The new beignets turn out much better than their previous dried-out dough balls, and once again make your eyes glaze over with thoughts of sugary desserts.

So, if you’re someone who orders takeout while watching “Ugly Delicious” or finds yourself flipping on “Salt Fat Acid Heat” or “Anthony Bourdain: Parts Unknown” every evening, “The Chef Show” is very much for you. Bon appétit.