Nuevas recetas

Pommes Frites regresa a Manhattan 1 año después de ser destruida en una explosión de gas mortal

Pommes Frites regresa a Manhattan 1 año después de ser destruida en una explosión de gas mortal


Un año después de que la propiedad fuera destruida en una explosión masiva de gas, Pommes Frites ha reabierto, esta vez en West Village.

Pommes Frites, que había estado en su ubicación de East Village durante 18 años, finalmente abrió en su nuevo hogar.

Pommes Frites, el restaurante de patatas fritas de estilo belga de 18 años que fue destruido por una devastadora explosión de gas en marzo de 2015 en el East Village de Manhattan, ha vuelto a abrir sus puertas, esta vez en el West Village.

A fines de marzo del año pasado, la manipulación ilegal de una línea de gas resultó en una explosión que provocó el colapso de dos edificios en la Segunda Avenida, así como de una propiedad vecina. Otros negocios destruidos incluyeron Sushi Park y una antigua tienda del vecindario, Sam's Deli.

Al menos 19 personas resultaron heridas en la explosión y dos hombres, de 23 y 27 años, murieron aplastados.

A principios de este año, Maria Hrynenko, propietaria de 121 Second Avenue donde se originó la explosión, fue acusada, junto con su hijo y otras tres personas, de cargos de homicidio por alterar ilegalmente las líneas de gas para extraer gas entre edificios.

Pommes Frites abrió en su nuevo espacio en MacDougal Street el lunes 23 de mayo.

"La reapertura es extremadamente conmovedora para mí", dijo la copropietaria de Pommes Frites, Suzanne Levinson al New York Times. “Pero eso no cambia lo que sucedió. El día en que se derrumbó el edificio, no lamenté la pérdida de mi negocio. No he llorado la pérdida de mi negocio durante un día. Es solo un negocio ".

“Cuando pienso en lo que nos pasó, no pienso en nosotros, pienso en lo que les pasó a los jóvenes. Somos insignificantes comparados con el impacto que esto tuvo, comparado con lo que les pasó a las familias y seres queridos. Somos papas fritas ".


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. En la cultura judía, la sopa de pollo hervida durante mucho tiempo es una cura común para los resfriados y se la conoce cariñosamente como "penicilina judía". Las culturas asiáticas consumen “caldo de larga duración” para promover la longevidad, y casi todos los grupos nativos del mundo tienen su versión. Sin embargo, solo en el último año o dos el caldo de huesos ha ganado popularidad en Estados Unidos, impulsado tanto por el movimiento de la dieta Paleo como por la apertura de cafés de caldo de huesos en las principales ciudades.

Sopa de verduras elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Los beneficios del caldo de huesos son múltiples, pero solo se pueden obtener a partir de huesos de origen adecuado. Si hierve huesos convencionales de granjas industriales, concentrará los pesticidas que se alimentan a los animales, las hormonas y antibióticos que se les administran y todas sus condiciones inflamatorias. El caldo de huesos solo es útil si está hecho con huesos orgánicos, criados en pastos y alimentados con pasto. Dicho esto, todos los tipos de huesos son buenos para el caldo, desde canales de pollo hasta patas de cerdo y patas de cordero. Puede usar uno, o una mezcla, y debe elegir el sabor de animal y # 8217 que más prefiera. Puede usar huesos cocidos sobrantes de una comida que haya preparado o comprarlos específicamente para hacer caldo.

Mi proporción para hacer caldo de huesos es simple: 1 libra de huesos por 1 litro de agua, con 1 cucharadita de sal y ½ cucharada de vinagre de sidra. Si está usando huesos crudos, el sabor mejorará dorándolos primero en la olla, pero eso no es & # 8217t necesario. El caldo de huesos se cocina durante 2-3 horas en una olla a presión, de 12 a 24 horas en la estufa o de 24 a 48 horas en una olla de cocción lenta. Después de hervir a fuego lento durante el tiempo adecuado para su método de cocción, enfríe y cuele los huesos. Puede aumentar la proporción para hacer cualquier cantidad de caldo, y se congela muy bien, asegúrese de enfriarlo bien primero. La grasa que se acumula en la parte superior una vez que el caldo está frío es rica en nutrientes y puede reemplazar la mantequilla o el aceite en otras recetas. Puede usarse como bebida para calentar, base para sopas o para reemplazar el agua al cocinar granos o legumbres. Tengo 50 recetas para todo, desde guisos hasta tónicos con caldo de huesos en mi próximo libro, El milagro del caldo de huesos, que será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing. Independientemente de cómo lo use, el caldo de huesos es una herramienta sencilla y deliciosa para el bienestar.

Chef Ariane Resnick
Crédito de la foto: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick es una chef privada y nutricionista certificada que se especializa en cocina orgánica de la granja a la mesa y crea alimentos indulgentes y aparentemente "normales" a partir de ingredientes de alimentos integrales impecablemente limpios. Ha cocinado para celebridades que incluyen a Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein y Jeff Franklin, y ha aparecido en medios como Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & amp Fitness, Men's Fitness, y Food Network & # 8217s Cortado. También es una sobreviviente de la enfermedad de Lyme en etapa tardía y el envenenamiento químico, y se recuperó de manera integral de ambos. Cuando no elabora platos deliciosos con una presentación hermosa que se adapte a casi cualquier restricción dietética, Resnick consulta a los clientes y chefs sobre el bienestar y la nutrición, y brinda instrucciones prácticas sobre formas sencillas de cocinar de manera más saludable. Su primer libro, El milagro del caldo de huesos, será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing.

Próximamente: Ready4Air (TV) Las Islas Vírgenes Británicas: un nuevo destino de moda

Deborah Mitchell Media Associates & # 8211 Crédito de la foto: Debbie Mitchell & # 8211 Diseño gráfico: Nay Ayache

La productora de televisión en red nominada al Emmy, Deborah Mitchell, es una veterana de ABC y CBS News, miembro del Producers Guild of America y miembro de la junta del Comité de Premios de Medios y Transmisión de James Beard. A través de Deborah Mitchell Media Associates, ella creará su personalidad en línea con un sitio web personalizado, le reservará el programa de televisión adecuado, administrará sus perfiles de redes sociales y lo conectará con los mejores y más brillantes influencers digitales. Deborah es colaboradora semanal de Entrepreneur.com y autora de Entonces quieres estar en la televisión. Puede seguir a Deborah @SocialTVDeb y / o enviar un correo electrónico a [email protected]


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. En la cultura judía, la sopa de pollo hervida durante mucho tiempo es una cura común para los resfriados y se la conoce cariñosamente como "penicilina judía". Las culturas asiáticas consumen “caldo de larga duración” para promover la longevidad, y casi todos los grupos nativos del mundo tienen su versión. Sin embargo, solo en el último año o dos el caldo de huesos ha ganado popularidad en Estados Unidos, impulsado tanto por el movimiento de la dieta Paleo como por la apertura de cafés de caldo de huesos en las principales ciudades.

Sopa de verduras elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Los beneficios del caldo de huesos son múltiples, pero solo se pueden obtener a partir de huesos de origen adecuado. Si hierve huesos convencionales de granjas industriales, concentrará los pesticidas que se alimentan a los animales, las hormonas y antibióticos que se les administran y todas sus condiciones inflamatorias. El caldo de huesos solo es útil si está hecho con huesos orgánicos, criados en pastos y alimentados con pasto. Dicho esto, todos los tipos de huesos son buenos para el caldo, desde canales de pollo hasta patas de cerdo y patas de cordero. Puede usar uno, o una mezcla, y debe elegir el sabor de animal y # 8217 que más prefiera. Puede usar huesos cocidos sobrantes de una comida que haya preparado o comprarlos específicamente para hacer caldo.

Mi proporción para hacer caldo de huesos es simple: 1 libra de huesos por 1 litro de agua, con 1 cucharadita de sal y ½ cucharada de vinagre de sidra. Si está usando huesos crudos, el sabor mejorará dorándolos primero en la olla, pero eso no es & # 8217t necesario. El caldo de huesos se cocina durante 2-3 horas en una olla a presión, de 12 a 24 horas en la estufa o de 24 a 48 horas en una olla de cocción lenta. Después de hervir a fuego lento durante el tiempo adecuado para su método de cocción, enfríe y cuele los huesos. Puede aumentar la proporción para hacer cualquier cantidad de caldo, y se congela muy bien, asegúrese de enfriarlo bien primero. La grasa que se acumula en la parte superior una vez que el caldo está frío es rica en nutrientes y puede reemplazar la mantequilla o el aceite en otras recetas. Puede usarse como bebida para calentar, base para sopas o para reemplazar el agua al cocinar granos o legumbres. Tengo 50 recetas para todo, desde guisos hasta tónicos con caldo de huesos en mi próximo libro, El milagro del caldo de huesos, que será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing. Independientemente de cómo lo use, el caldo de huesos es una herramienta sencilla y deliciosa para el bienestar.

Chef Ariane Resnick
Crédito de la foto: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick es una chef privada y nutricionista certificada que se especializa en cocina orgánica de la granja a la mesa y crea alimentos indulgentes y aparentemente "normales" a partir de ingredientes de alimentos integrales impecablemente limpios. Ha cocinado para celebridades que incluyen a Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein y Jeff Franklin, y ha aparecido en medios como Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & amp Fitness, Men's Fitness, y Food Network & # 8217s Cortado. También es una sobreviviente de la enfermedad de Lyme en etapa tardía y el envenenamiento químico, y se recuperó de manera integral de ambos. Cuando no elabora platos deliciosos con una presentación hermosa que se adapte a casi cualquier restricción dietética, Resnick consulta a los clientes y chefs sobre el bienestar y la nutrición, y brinda instrucciones prácticas sobre formas sencillas de cocinar de manera más saludable. Su primer libro, El milagro del caldo de huesos, será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing.

Próximamente: Ready4Air (TV) Las Islas Vírgenes Británicas: un nuevo destino de moda

Deborah Mitchell Media Associates & # 8211 Crédito de la foto: Debbie Mitchell & # 8211 Diseño gráfico: Nay Ayache

La productora de televisión en red nominada al Emmy, Deborah Mitchell, es una veterana de ABC y CBS News, miembro del Producers Guild of America y miembro de la junta del Comité de Premios de Medios y Transmisión de James Beard. A través de Deborah Mitchell Media Associates, ella creará su personalidad en línea con un sitio web personalizado, le reservará el programa de televisión adecuado, administrará sus perfiles de redes sociales y lo conectará con los mejores y más brillantes influencers digitales. Deborah es colaboradora semanal de Entrepreneur.com y autora de Entonces quieres estar en la televisión. Puede seguir a Deborah @SocialTVDeb y / o enviar un correo electrónico a [email protected]


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. En la cultura judía, la sopa de pollo hervida durante mucho tiempo es una cura común para los resfriados y se la conoce cariñosamente como "penicilina judía". Las culturas asiáticas consumen “caldo de larga duración” para promover la longevidad, y casi todos los grupos nativos del mundo tienen su versión. Sin embargo, solo en el último año o dos el caldo de huesos ha ganado popularidad en Estados Unidos, impulsado tanto por el movimiento de la dieta Paleo como por la apertura de cafés de caldo de huesos en las principales ciudades.

Sopa de verduras elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Los beneficios del caldo de huesos son múltiples, pero solo se pueden obtener a partir de huesos de origen adecuado. Si hierve huesos convencionales de granjas industriales, concentrará los pesticidas que se alimentan a los animales, las hormonas y antibióticos que se les administran y todas sus condiciones inflamatorias. El caldo de huesos solo es útil si está hecho con huesos orgánicos, criados en pastos y alimentados con pasto. Dicho esto, todos los tipos de huesos son buenos para el caldo, desde canales de pollo hasta patas de cerdo y patas de cordero. Puede usar uno, o una mezcla, y debe elegir el sabor de animal y # 8217 que más prefiera. Puede usar huesos cocidos sobrantes de una comida que haya preparado o comprarlos específicamente para hacer caldo.

Mi proporción para hacer caldo de huesos es simple: 1 libra de huesos por 1 litro de agua, con 1 cucharadita de sal y ½ cucharada de vinagre de sidra. Si está usando huesos crudos, el sabor mejorará dorándolos primero en la olla, pero eso no es & # 8217t necesario. El caldo de huesos se cocina durante 2-3 horas en una olla a presión, de 12 a 24 horas en la estufa o de 24 a 48 horas en una olla de cocción lenta. Después de hervir a fuego lento durante el tiempo adecuado para su método de cocción, enfríe y cuele los huesos. Puede aumentar la proporción para hacer cualquier cantidad de caldo, y se congela muy bien, asegúrese de enfriarlo bien primero. La grasa que se acumula en la parte superior una vez que el caldo está frío es rica en nutrientes y puede reemplazar la mantequilla o el aceite en otras recetas. Puede usarse como bebida para calentar, base para sopas o para reemplazar el agua al cocinar granos o legumbres. Tengo 50 recetas para todo, desde guisos hasta tónicos con caldo de huesos en mi próximo libro, El milagro del caldo de huesos, que será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing. Independientemente de cómo lo use, el caldo de huesos es una herramienta sencilla y deliciosa para el bienestar.

Chef Ariane Resnick
Crédito de la foto: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick es una chef privada y nutricionista certificada que se especializa en cocina orgánica de la granja a la mesa y crea alimentos indulgentes y aparentemente "normales" a partir de ingredientes de alimentos integrales impecablemente limpios. Ha cocinado para celebridades que incluyen a Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein y Jeff Franklin, y ha aparecido en medios como Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & amp Fitness, Men's Fitness, y Food Network & # 8217s Cortado. También es una sobreviviente de la enfermedad de Lyme en etapa tardía y el envenenamiento químico, y se recuperó de manera integral de ambos. Cuando no elabora platos deliciosos con una presentación hermosa que se adapte a casi cualquier restricción dietética, Resnick consulta a los clientes y chefs sobre el bienestar y la nutrición, y brinda instrucciones prácticas sobre formas sencillas de cocinar de manera más saludable. Su primer libro, El milagro del caldo de huesos, será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing.

Próximamente: Ready4Air (TV) Las Islas Vírgenes Británicas: un nuevo destino de moda

Deborah Mitchell Media Associates & # 8211 Crédito de la foto: Debbie Mitchell & # 8211 Diseño gráfico: Nay Ayache

La productora de televisión en red nominada al Emmy, Deborah Mitchell, es una veterana de ABC y CBS News, miembro del Producers Guild of America y miembro de la junta del Comité de Premios de Medios y Transmisión de James Beard. A través de Deborah Mitchell Media Associates, ella creará su personalidad en línea con un sitio web personalizado, le reservará el programa de televisión adecuado, administrará sus perfiles de redes sociales y lo conectará con los mejores y más brillantes influencers digitales. Deborah es colaboradora semanal de Entrepreneur.com y autora de Entonces quieres estar en la televisión. Puede seguir a Deborah @SocialTVDeb y / o enviar un correo electrónico a [email protected]


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. En la cultura judía, la sopa de pollo hervida durante mucho tiempo es una cura común para los resfriados y se la conoce cariñosamente como "penicilina judía". Las culturas asiáticas consumen “caldo de larga duración” para promover la longevidad, y casi todos los grupos nativos del mundo tienen su versión. Sin embargo, solo en el último año o dos el caldo de huesos ha ganado popularidad en Estados Unidos, impulsado tanto por el movimiento de la dieta Paleo como por la apertura de cafés de caldo de huesos en las principales ciudades.

Sopa de verduras elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Los beneficios del caldo de huesos son múltiples, pero solo se pueden obtener a partir de huesos de origen adecuado. Si hierve huesos convencionales de granjas industriales, concentrará los pesticidas que se alimentan a los animales, las hormonas y antibióticos que se les administran y todas sus condiciones inflamatorias. El caldo de huesos solo es útil si está hecho con huesos orgánicos, criados en pastos y alimentados con pasto. Dicho esto, todos los tipos de huesos son buenos para el caldo, desde canales de pollo hasta patas de cerdo y patas de cordero. Puede usar uno, o una mezcla, y debe elegir el sabor de animal y # 8217 que más prefiera. Puede usar huesos cocidos sobrantes de una comida que haya preparado o comprarlos específicamente para hacer caldo.

Mi proporción para hacer caldo de huesos es simple: 1 libra de huesos por 1 litro de agua, con 1 cucharadita de sal y ½ cucharada de vinagre de sidra. Si está usando huesos crudos, el sabor mejorará dorándolos primero en la olla, pero eso no es & # 8217t necesario. El caldo de huesos se cocina durante 2-3 horas en una olla a presión, de 12 a 24 horas en la estufa o de 24 a 48 horas en una olla de cocción lenta. Después de hervir a fuego lento durante el tiempo adecuado para su método de cocción, enfríe y cuele los huesos. Puede aumentar la proporción para hacer cualquier cantidad de caldo, y se congela muy bien, asegúrese de enfriarlo bien primero. La grasa que se acumula en la parte superior una vez que el caldo está frío es rica en nutrientes y puede reemplazar la mantequilla o el aceite en otras recetas. Puede usarse como bebida para calentar, base para sopas o para reemplazar el agua al cocinar granos o legumbres. Tengo 50 recetas para todo, desde guisos hasta tónicos con caldo de huesos en mi próximo libro, El milagro del caldo de huesos, que será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing. Independientemente de cómo lo use, el caldo de huesos es una herramienta sencilla y deliciosa para el bienestar.

Chef Ariane Resnick
Crédito de la foto: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick es una chef privada y nutricionista certificada que se especializa en cocina orgánica de la granja a la mesa y crea alimentos indulgentes y aparentemente "normales" a partir de ingredientes de alimentos integrales impecablemente limpios. Ha cocinado para celebridades que incluyen a Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein y Jeff Franklin, y ha aparecido en medios como Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & amp Fitness, Men's Fitness, y Food Network & # 8217s Cortado. También es una sobreviviente de la enfermedad de Lyme en etapa tardía y el envenenamiento químico, y se recuperó de manera integral de ambos. Cuando no elabora platos deliciosos con una presentación hermosa que se adapte a casi cualquier restricción dietética, Resnick consulta a los clientes y chefs sobre el bienestar y la nutrición, y brinda instrucciones prácticas sobre formas sencillas de cocinar de manera más saludable. Su primer libro, El milagro del caldo de huesos, será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing.

Próximamente: Ready4Air (TV) Las Islas Vírgenes Británicas: un nuevo destino de moda

Deborah Mitchell Media Associates & # 8211 Crédito de la foto: Debbie Mitchell & # 8211 Diseño gráfico: Nay Ayache

La productora de televisión en red nominada al Emmy, Deborah Mitchell, es una veterana de ABC y CBS News, miembro del Producers Guild of America y miembro de la junta del Comité de Premios de Medios y Transmisión de James Beard. A través de Deborah Mitchell Media Associates, ella creará su personalidad en línea con un sitio web personalizado, le reservará el programa de televisión adecuado, administrará sus perfiles de redes sociales y lo conectará con los mejores y más brillantes influencers digitales. Deborah es colaboradora semanal de Entrepreneur.com y autora de Entonces quieres estar en la televisión. Puede seguir a Deborah @SocialTVDeb y / o enviar un correo electrónico a [email protected]


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. En la cultura judía, la sopa de pollo hervida durante mucho tiempo es una cura común para los resfriados y se la conoce cariñosamente como "penicilina judía". Las culturas asiáticas consumen “caldo de larga duración” para promover la longevidad, y casi todos los grupos nativos del mundo tienen su versión. Sin embargo, solo en el último año o dos el caldo de huesos ha ganado popularidad en Estados Unidos, impulsado tanto por el movimiento de la dieta Paleo como por la apertura de cafés de caldo de huesos en las principales ciudades.

Sopa de verduras elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Los beneficios del caldo de huesos son múltiples, pero solo se pueden obtener a partir de huesos de origen adecuado. Si hierve huesos convencionales de granjas industriales, concentrará los pesticidas que se alimentan a los animales, las hormonas y antibióticos que se les administran y todas sus condiciones inflamatorias. El caldo de huesos solo es útil si está hecho con huesos orgánicos, criados en pastos y alimentados con pasto. Dicho esto, todos los tipos de huesos son buenos para el caldo, desde canales de pollo hasta patas de cerdo y patas de cordero. Puede usar uno, o una mezcla, y debe elegir el sabor de animal y # 8217 que más prefiera. Puede usar huesos cocidos sobrantes de una comida que haya preparado o comprarlos específicamente para hacer caldo.

Mi proporción para hacer caldo de huesos es simple: 1 libra de huesos por 1 litro de agua, con 1 cucharadita de sal y ½ cucharada de vinagre de sidra. Si está usando huesos crudos, el sabor mejorará dorándolos primero en la olla, pero eso no es & # 8217t necesario. El caldo de huesos se cocina durante 2-3 horas en una olla a presión, de 12 a 24 horas en la estufa o de 24 a 48 horas en una olla de cocción lenta. Después de hervir a fuego lento durante el tiempo adecuado para su método de cocción, enfríe y cuele los huesos. Puede aumentar la proporción para hacer cualquier cantidad de caldo, y se congela muy bien, asegúrese de enfriarlo bien primero. La grasa que se acumula en la parte superior una vez que el caldo está frío es rica en nutrientes y puede reemplazar la mantequilla o el aceite en otras recetas. Puede usarse como bebida para calentar, base para sopas o para reemplazar el agua al cocinar granos o legumbres. Tengo 50 recetas para todo, desde guisos hasta tónicos con caldo de huesos en mi próximo libro, El milagro del caldo de huesos, que será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing. Independientemente de cómo lo use, el caldo de huesos es una herramienta sencilla y deliciosa para el bienestar.

Chef Ariane Resnick
Crédito de la foto: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick es una chef privada y nutricionista certificada que se especializa en cocina orgánica de la granja a la mesa y crea alimentos indulgentes y aparentemente "normales" a partir de ingredientes de alimentos integrales impecablemente limpios. Ha cocinado para celebridades que incluyen a Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein y Jeff Franklin, y ha aparecido en medios como Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & amp Fitness, Men's Fitness, y Food Network & # 8217s Cortado. También es una sobreviviente de la enfermedad de Lyme en etapa tardía y el envenenamiento químico, y se recuperó de manera integral de ambos. Cuando no elabora platos deliciosos con una presentación hermosa que se adapte a casi cualquier restricción dietética, Resnick consulta a los clientes y chefs sobre el bienestar y la nutrición, y brinda instrucciones prácticas sobre formas sencillas de cocinar de manera más saludable. Su primer libro, El milagro del caldo de huesos, será lanzado a finales de esta primavera por Skyhorse Publishing.

Próximamente: Ready4Air (TV) Las Islas Vírgenes Británicas: un nuevo destino de moda

Deborah Mitchell Media Associates & # 8211 Crédito de la foto: Debbie Mitchell & # 8211 Diseño gráfico: Nay Ayache

La productora de televisión en red nominada al Emmy, Deborah Mitchell, es una veterana de ABC y CBS News, miembro del Producers Guild of America y miembro de la junta del Comité de Premios de Medios y Transmisión de James Beard. A través de Deborah Mitchell Media Associates, ella creará su personalidad en línea con un sitio web personalizado, le reservará el programa de televisión adecuado, administrará sus perfiles de redes sociales y lo conectará con los mejores y más brillantes influencers digitales. Deborah es colaboradora semanal de Entrepreneur.com y autora de Entonces quieres estar en la televisión. Puede seguir a Deborah @SocialTVDeb y / o enviar un correo electrónico a [email protected]


Viendo actualmente: Culinary Cues

4 de septiembre de 2015 | Publicado en Señales culinarias | Por Alexis Trass Walker

Sopa de champiñones elaborada con caldo de huesos.
Crédito de la foto: Ariane Resnick

Publicado por primera vez el 13 de marzo de 2015

El caldo de huesos es una tendencia de salud bastante nueva, pero es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Durante el tiempo que hemos estado cocinando carne, después hemos estado hirviendo los huesos con agua. Si bien existen muchos beneficios para la salud de los productos animales de buena fuente, el caldo de huesos ofrece aún más. Rico en colágeno, gelatina, aminoácidos, CLA y Omega 3, y útil para curar dolencias como inflamación, lesiones deportivas, celulitis, intestino permeable e IBS, el caldo de huesos de animales orgánicos alimentados con pasto y criados en pastos es America & # 8217s nuevo y poderoso superalimento.

A menudo confundido con caldo de sopa, el caldo de huesos es el resultado de hervir huesos de animales con agua durante mucho más tiempo de lo que se haría con caldo, y sin la necesidad de un bouquet garni. Con muchas horas de cocción a fuego lento, el sabor y los beneficios para la salud de las cebollas o zanahorias se perderían hace mucho tiempo, aunque ciertamente puede agregarlos después. Solo necesita agregar una pequeña cantidad de sal y un poco de vinagre de sidra de manzana para ayudar a extraer los minerales de los huesos, además de los huesos y el agua.

Si el proceso le suena familiar, es posible que ya esté familiarizado con una versión étnica del caldo de huesos. In Jewish culture, long-boiled chicken soup is a common cure for colds and lovingly referred to as “Jewish penicillin.” Asian cultures consume “long-life broth” to promote longevity, and nearly every native group worldwide has their version. However, it is only in the past year or two that bone broth has gained popularity in America, fueled both by the Paleo diet movement and the opening of bone broth cafes in major cities.

Vegetable soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

The benefits of bone broth are manifold, but they can only be obtained from properly sourced bones. If you boil factory-farmed conventional bones, you will be concentrating the pesticides the animals are fed, the hormones and antibiotics they’re given, and all of their inflammatory conditions. Bone broth is only useful if made with grass-fed, pasture-raised, and organic bones. That said, all types of bones are good for broth, from chicken carcasses to pig’s feet to lamb shanks. You can use one, or a mix, and should choose whichever animal’s flavor you most prefer. You can use either leftover cooked bones from a meal you’ve made, or buy them specifically to make broth.

My ratio for making bone broth is a simple one: 1 pound of bones to 1 quart of water, with 1 teaspoon of salt and ½ tablespoon of cider vinegar. If you are using raw bones, the taste will be improved by browning them first in the pot, but that isn’t necessary. Bone broth is cooked for 2-3 hours in a pressure cooker, 12-24 hours on the stovetop, or 24-48 hours in a slow cooker. After simmering for the right duration of time for your cooking method, cool and strain out the bones. You can increase the ratio to make any amount of broth, and it freezes very well make sure to chill it thoroughly first. The fat that collects on top once the broth is cold is nutrient-rich and can replace butter or oil in other recipes. It can be used as a warming drink, a base for soups, or to replace water when cooking grains or legumes. I have 50 recipes for everything from stews to tonics using bone broth in my upcoming book, The Bone Broth Miracle, which will be released late this spring by Skyhorse Publishing. However you choose to use it, bone broth is a simple, delicious tool for wellness.

Chef Ariane Resnick
Photo credit: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick is a private chef and certified nutritionist who specializes in organic farm-to-table cuisine and creates indulgent, seemingly “normal” food out of impeccably clean, whole food ingredients. She has cooked for celebrities that include Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein, and Jeff Franklin, and has been featured in media such as Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & Fitness, Men’s Fitness, y Food Network’s Chopped. She is also a survivor of late stage Lyme Disease and chemical poisoning, and recovered holistically from both. When not crafting beautifully presented tasty dishes that accommodate just about any dietary restriction, Resnick consults clients and chefs on wellness and nutrition, and provides hands-on instruction for simple ways to cook more healthfully. Su primer libro, The Bone Broth Miracle, will be released late this spring by Skyhorse Publishing.

Coming up: Ready4Air (TV) The British Virgin Islands: A New Fashion Destination

Deborah Mitchell Media Associates – Photo Credit: Debbie Mitchell – Graphic Design: Nay Ayache

Emmy-nominated network television producer Deborah Mitchell is a veteran of ABC and CBS News, a member of the Producers Guild of America, and a board member of the James Beard Broadcast and Media Awards Committee. Through Deborah Mitchell Media Associates, she will create your online personality with a customized website, book you on the right television show, manage your social media profiles, and connect you with the best and brightest digital influencers. Deborah is a weekly contributor for Entrepreneur.com and author of So You Want To Be On TV. You can follow Deborah @SocialTVDeb and/or email [email protected]


Currently Viewing: Culinary Cues

September 4, 2015 | Posted in Culinary Cues | By Alexis Trass Walker

Mushroom soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

First published on March 13, 2015

Bone broth is a fairly new health trend, but it is one of humanity’s oldest foods. For as long as we have been cooking meat, we’ve been boiling the bones with water afterward. While there are many health benefits of well-sourced animal products, there are even more from bone broth. Rich in collagen, gelatin, amino acids, CLA, and Omega 3, and useful for healing ailments including inflammation, sports injury, cellulite, leaky gut, and IBS, the broth of grass-fed and pasture-raised organic animal bones is America’s powerful new superfood.

Often confused with soup stock, bone broth is the result of boiling animal bones with water for far longer than one would for stock, and without the need for a bouquet garni. With many hours of simmering, the taste and health benefits of onions or carrots would be long since lost, though you can certainly add them after. You need only to add a small amount of salt and some apple cider vinegar to help pull the minerals out of the bones, in addition to bones and water.

If the process sounds familiar to you, you may already be familiar with an ethnic version of bone broth. In Jewish culture, long-boiled chicken soup is a common cure for colds and lovingly referred to as “Jewish penicillin.” Asian cultures consume “long-life broth” to promote longevity, and nearly every native group worldwide has their version. However, it is only in the past year or two that bone broth has gained popularity in America, fueled both by the Paleo diet movement and the opening of bone broth cafes in major cities.

Vegetable soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

The benefits of bone broth are manifold, but they can only be obtained from properly sourced bones. If you boil factory-farmed conventional bones, you will be concentrating the pesticides the animals are fed, the hormones and antibiotics they’re given, and all of their inflammatory conditions. Bone broth is only useful if made with grass-fed, pasture-raised, and organic bones. That said, all types of bones are good for broth, from chicken carcasses to pig’s feet to lamb shanks. You can use one, or a mix, and should choose whichever animal’s flavor you most prefer. You can use either leftover cooked bones from a meal you’ve made, or buy them specifically to make broth.

My ratio for making bone broth is a simple one: 1 pound of bones to 1 quart of water, with 1 teaspoon of salt and ½ tablespoon of cider vinegar. If you are using raw bones, the taste will be improved by browning them first in the pot, but that isn’t necessary. Bone broth is cooked for 2-3 hours in a pressure cooker, 12-24 hours on the stovetop, or 24-48 hours in a slow cooker. After simmering for the right duration of time for your cooking method, cool and strain out the bones. You can increase the ratio to make any amount of broth, and it freezes very well make sure to chill it thoroughly first. The fat that collects on top once the broth is cold is nutrient-rich and can replace butter or oil in other recipes. It can be used as a warming drink, a base for soups, or to replace water when cooking grains or legumes. I have 50 recipes for everything from stews to tonics using bone broth in my upcoming book, The Bone Broth Miracle, which will be released late this spring by Skyhorse Publishing. However you choose to use it, bone broth is a simple, delicious tool for wellness.

Chef Ariane Resnick
Photo credit: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick is a private chef and certified nutritionist who specializes in organic farm-to-table cuisine and creates indulgent, seemingly “normal” food out of impeccably clean, whole food ingredients. She has cooked for celebrities that include Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein, and Jeff Franklin, and has been featured in media such as Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & Fitness, Men’s Fitness, y Food Network’s Chopped. She is also a survivor of late stage Lyme Disease and chemical poisoning, and recovered holistically from both. When not crafting beautifully presented tasty dishes that accommodate just about any dietary restriction, Resnick consults clients and chefs on wellness and nutrition, and provides hands-on instruction for simple ways to cook more healthfully. Su primer libro, The Bone Broth Miracle, will be released late this spring by Skyhorse Publishing.

Coming up: Ready4Air (TV) The British Virgin Islands: A New Fashion Destination

Deborah Mitchell Media Associates – Photo Credit: Debbie Mitchell – Graphic Design: Nay Ayache

Emmy-nominated network television producer Deborah Mitchell is a veteran of ABC and CBS News, a member of the Producers Guild of America, and a board member of the James Beard Broadcast and Media Awards Committee. Through Deborah Mitchell Media Associates, she will create your online personality with a customized website, book you on the right television show, manage your social media profiles, and connect you with the best and brightest digital influencers. Deborah is a weekly contributor for Entrepreneur.com and author of So You Want To Be On TV. You can follow Deborah @SocialTVDeb and/or email [email protected]


Currently Viewing: Culinary Cues

September 4, 2015 | Posted in Culinary Cues | By Alexis Trass Walker

Mushroom soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

First published on March 13, 2015

Bone broth is a fairly new health trend, but it is one of humanity’s oldest foods. For as long as we have been cooking meat, we’ve been boiling the bones with water afterward. While there are many health benefits of well-sourced animal products, there are even more from bone broth. Rich in collagen, gelatin, amino acids, CLA, and Omega 3, and useful for healing ailments including inflammation, sports injury, cellulite, leaky gut, and IBS, the broth of grass-fed and pasture-raised organic animal bones is America’s powerful new superfood.

Often confused with soup stock, bone broth is the result of boiling animal bones with water for far longer than one would for stock, and without the need for a bouquet garni. With many hours of simmering, the taste and health benefits of onions or carrots would be long since lost, though you can certainly add them after. You need only to add a small amount of salt and some apple cider vinegar to help pull the minerals out of the bones, in addition to bones and water.

If the process sounds familiar to you, you may already be familiar with an ethnic version of bone broth. In Jewish culture, long-boiled chicken soup is a common cure for colds and lovingly referred to as “Jewish penicillin.” Asian cultures consume “long-life broth” to promote longevity, and nearly every native group worldwide has their version. However, it is only in the past year or two that bone broth has gained popularity in America, fueled both by the Paleo diet movement and the opening of bone broth cafes in major cities.

Vegetable soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

The benefits of bone broth are manifold, but they can only be obtained from properly sourced bones. If you boil factory-farmed conventional bones, you will be concentrating the pesticides the animals are fed, the hormones and antibiotics they’re given, and all of their inflammatory conditions. Bone broth is only useful if made with grass-fed, pasture-raised, and organic bones. That said, all types of bones are good for broth, from chicken carcasses to pig’s feet to lamb shanks. You can use one, or a mix, and should choose whichever animal’s flavor you most prefer. You can use either leftover cooked bones from a meal you’ve made, or buy them specifically to make broth.

My ratio for making bone broth is a simple one: 1 pound of bones to 1 quart of water, with 1 teaspoon of salt and ½ tablespoon of cider vinegar. If you are using raw bones, the taste will be improved by browning them first in the pot, but that isn’t necessary. Bone broth is cooked for 2-3 hours in a pressure cooker, 12-24 hours on the stovetop, or 24-48 hours in a slow cooker. After simmering for the right duration of time for your cooking method, cool and strain out the bones. You can increase the ratio to make any amount of broth, and it freezes very well make sure to chill it thoroughly first. The fat that collects on top once the broth is cold is nutrient-rich and can replace butter or oil in other recipes. It can be used as a warming drink, a base for soups, or to replace water when cooking grains or legumes. I have 50 recipes for everything from stews to tonics using bone broth in my upcoming book, The Bone Broth Miracle, which will be released late this spring by Skyhorse Publishing. However you choose to use it, bone broth is a simple, delicious tool for wellness.

Chef Ariane Resnick
Photo credit: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick is a private chef and certified nutritionist who specializes in organic farm-to-table cuisine and creates indulgent, seemingly “normal” food out of impeccably clean, whole food ingredients. She has cooked for celebrities that include Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein, and Jeff Franklin, and has been featured in media such as Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & Fitness, Men’s Fitness, y Food Network’s Chopped. She is also a survivor of late stage Lyme Disease and chemical poisoning, and recovered holistically from both. When not crafting beautifully presented tasty dishes that accommodate just about any dietary restriction, Resnick consults clients and chefs on wellness and nutrition, and provides hands-on instruction for simple ways to cook more healthfully. Su primer libro, The Bone Broth Miracle, will be released late this spring by Skyhorse Publishing.

Coming up: Ready4Air (TV) The British Virgin Islands: A New Fashion Destination

Deborah Mitchell Media Associates – Photo Credit: Debbie Mitchell – Graphic Design: Nay Ayache

Emmy-nominated network television producer Deborah Mitchell is a veteran of ABC and CBS News, a member of the Producers Guild of America, and a board member of the James Beard Broadcast and Media Awards Committee. Through Deborah Mitchell Media Associates, she will create your online personality with a customized website, book you on the right television show, manage your social media profiles, and connect you with the best and brightest digital influencers. Deborah is a weekly contributor for Entrepreneur.com and author of So You Want To Be On TV. You can follow Deborah @SocialTVDeb and/or email [email protected]


Currently Viewing: Culinary Cues

September 4, 2015 | Posted in Culinary Cues | By Alexis Trass Walker

Mushroom soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

First published on March 13, 2015

Bone broth is a fairly new health trend, but it is one of humanity’s oldest foods. For as long as we have been cooking meat, we’ve been boiling the bones with water afterward. While there are many health benefits of well-sourced animal products, there are even more from bone broth. Rich in collagen, gelatin, amino acids, CLA, and Omega 3, and useful for healing ailments including inflammation, sports injury, cellulite, leaky gut, and IBS, the broth of grass-fed and pasture-raised organic animal bones is America’s powerful new superfood.

Often confused with soup stock, bone broth is the result of boiling animal bones with water for far longer than one would for stock, and without the need for a bouquet garni. With many hours of simmering, the taste and health benefits of onions or carrots would be long since lost, though you can certainly add them after. You need only to add a small amount of salt and some apple cider vinegar to help pull the minerals out of the bones, in addition to bones and water.

If the process sounds familiar to you, you may already be familiar with an ethnic version of bone broth. In Jewish culture, long-boiled chicken soup is a common cure for colds and lovingly referred to as “Jewish penicillin.” Asian cultures consume “long-life broth” to promote longevity, and nearly every native group worldwide has their version. However, it is only in the past year or two that bone broth has gained popularity in America, fueled both by the Paleo diet movement and the opening of bone broth cafes in major cities.

Vegetable soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

The benefits of bone broth are manifold, but they can only be obtained from properly sourced bones. If you boil factory-farmed conventional bones, you will be concentrating the pesticides the animals are fed, the hormones and antibiotics they’re given, and all of their inflammatory conditions. Bone broth is only useful if made with grass-fed, pasture-raised, and organic bones. That said, all types of bones are good for broth, from chicken carcasses to pig’s feet to lamb shanks. You can use one, or a mix, and should choose whichever animal’s flavor you most prefer. You can use either leftover cooked bones from a meal you’ve made, or buy them specifically to make broth.

My ratio for making bone broth is a simple one: 1 pound of bones to 1 quart of water, with 1 teaspoon of salt and ½ tablespoon of cider vinegar. If you are using raw bones, the taste will be improved by browning them first in the pot, but that isn’t necessary. Bone broth is cooked for 2-3 hours in a pressure cooker, 12-24 hours on the stovetop, or 24-48 hours in a slow cooker. After simmering for the right duration of time for your cooking method, cool and strain out the bones. You can increase the ratio to make any amount of broth, and it freezes very well make sure to chill it thoroughly first. The fat that collects on top once the broth is cold is nutrient-rich and can replace butter or oil in other recipes. It can be used as a warming drink, a base for soups, or to replace water when cooking grains or legumes. I have 50 recipes for everything from stews to tonics using bone broth in my upcoming book, The Bone Broth Miracle, which will be released late this spring by Skyhorse Publishing. However you choose to use it, bone broth is a simple, delicious tool for wellness.

Chef Ariane Resnick
Photo credit: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick is a private chef and certified nutritionist who specializes in organic farm-to-table cuisine and creates indulgent, seemingly “normal” food out of impeccably clean, whole food ingredients. She has cooked for celebrities that include Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein, and Jeff Franklin, and has been featured in media such as Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & Fitness, Men’s Fitness, y Food Network’s Chopped. She is also a survivor of late stage Lyme Disease and chemical poisoning, and recovered holistically from both. When not crafting beautifully presented tasty dishes that accommodate just about any dietary restriction, Resnick consults clients and chefs on wellness and nutrition, and provides hands-on instruction for simple ways to cook more healthfully. Su primer libro, The Bone Broth Miracle, will be released late this spring by Skyhorse Publishing.

Coming up: Ready4Air (TV) The British Virgin Islands: A New Fashion Destination

Deborah Mitchell Media Associates – Photo Credit: Debbie Mitchell – Graphic Design: Nay Ayache

Emmy-nominated network television producer Deborah Mitchell is a veteran of ABC and CBS News, a member of the Producers Guild of America, and a board member of the James Beard Broadcast and Media Awards Committee. Through Deborah Mitchell Media Associates, she will create your online personality with a customized website, book you on the right television show, manage your social media profiles, and connect you with the best and brightest digital influencers. Deborah is a weekly contributor for Entrepreneur.com and author of So You Want To Be On TV. You can follow Deborah @SocialTVDeb and/or email [email protected]


Currently Viewing: Culinary Cues

September 4, 2015 | Posted in Culinary Cues | By Alexis Trass Walker

Mushroom soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

First published on March 13, 2015

Bone broth is a fairly new health trend, but it is one of humanity’s oldest foods. For as long as we have been cooking meat, we’ve been boiling the bones with water afterward. While there are many health benefits of well-sourced animal products, there are even more from bone broth. Rich in collagen, gelatin, amino acids, CLA, and Omega 3, and useful for healing ailments including inflammation, sports injury, cellulite, leaky gut, and IBS, the broth of grass-fed and pasture-raised organic animal bones is America’s powerful new superfood.

Often confused with soup stock, bone broth is the result of boiling animal bones with water for far longer than one would for stock, and without the need for a bouquet garni. With many hours of simmering, the taste and health benefits of onions or carrots would be long since lost, though you can certainly add them after. You need only to add a small amount of salt and some apple cider vinegar to help pull the minerals out of the bones, in addition to bones and water.

If the process sounds familiar to you, you may already be familiar with an ethnic version of bone broth. In Jewish culture, long-boiled chicken soup is a common cure for colds and lovingly referred to as “Jewish penicillin.” Asian cultures consume “long-life broth” to promote longevity, and nearly every native group worldwide has their version. However, it is only in the past year or two that bone broth has gained popularity in America, fueled both by the Paleo diet movement and the opening of bone broth cafes in major cities.

Vegetable soup made with bone broth.
Photo credit: Ariane Resnick

The benefits of bone broth are manifold, but they can only be obtained from properly sourced bones. If you boil factory-farmed conventional bones, you will be concentrating the pesticides the animals are fed, the hormones and antibiotics they’re given, and all of their inflammatory conditions. Bone broth is only useful if made with grass-fed, pasture-raised, and organic bones. That said, all types of bones are good for broth, from chicken carcasses to pig’s feet to lamb shanks. You can use one, or a mix, and should choose whichever animal’s flavor you most prefer. You can use either leftover cooked bones from a meal you’ve made, or buy them specifically to make broth.

My ratio for making bone broth is a simple one: 1 pound of bones to 1 quart of water, with 1 teaspoon of salt and ½ tablespoon of cider vinegar. If you are using raw bones, the taste will be improved by browning them first in the pot, but that isn’t necessary. Bone broth is cooked for 2-3 hours in a pressure cooker, 12-24 hours on the stovetop, or 24-48 hours in a slow cooker. After simmering for the right duration of time for your cooking method, cool and strain out the bones. You can increase the ratio to make any amount of broth, and it freezes very well make sure to chill it thoroughly first. The fat that collects on top once the broth is cold is nutrient-rich and can replace butter or oil in other recipes. It can be used as a warming drink, a base for soups, or to replace water when cooking grains or legumes. I have 50 recipes for everything from stews to tonics using bone broth in my upcoming book, The Bone Broth Miracle, which will be released late this spring by Skyhorse Publishing. However you choose to use it, bone broth is a simple, delicious tool for wellness.

Chef Ariane Resnick
Photo credit: Chris Bacarella Photography

Ariane Resnick is a private chef and certified nutritionist who specializes in organic farm-to-table cuisine and creates indulgent, seemingly “normal” food out of impeccably clean, whole food ingredients. She has cooked for celebrities that include Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Matt Groening, Lisa Edelstein, and Jeff Franklin, and has been featured in media such as Well + Good NYC, In Style, Star, Goop.com, food.com, Huffington Post, Refinery29.com, Muscle & Fitness, Men’s Fitness, y Food Network’s Chopped. She is also a survivor of late stage Lyme Disease and chemical poisoning, and recovered holistically from both. When not crafting beautifully presented tasty dishes that accommodate just about any dietary restriction, Resnick consults clients and chefs on wellness and nutrition, and provides hands-on instruction for simple ways to cook more healthfully. Su primer libro, The Bone Broth Miracle, will be released late this spring by Skyhorse Publishing.

Coming up: Ready4Air (TV) The British Virgin Islands: A New Fashion Destination

Deborah Mitchell Media Associates – Photo Credit: Debbie Mitchell – Graphic Design: Nay Ayache

Emmy-nominated network television producer Deborah Mitchell is a veteran of ABC and CBS News, a member of the Producers Guild of America, and a board member of the James Beard Broadcast and Media Awards Committee. Through Deborah Mitchell Media Associates, she will create your online personality with a customized website, book you on the right television show, manage your social media profiles, and connect you with the best and brightest digital influencers. Deborah is a weekly contributor for Entrepreneur.com and author of So You Want To Be On TV. You can follow Deborah @SocialTVDeb and/or email [email protected]


Ver el vídeo: Un dron capta la destrucción que causó una explosión de gas en un edificio de Rusia